Super User

Intolerancias Alimentarias

Sin saberlo, usted podría tener una o más intolerancias alimentarias. 

Proceso que afecta a una parte importante de la población (40-60%), sin tener, en la mayoría de los casos, constancia de ello. Cuando ingerimos alimentos nuestro organismo normalmente los digiere y asimila adecuadamente. Es en el proceso de digestión cuando se fragmentan los componentes elementales, para que puedan ser fácilmente absorbidos y utilizados como nutrientes.

Disbiosis intestinal

Los humanos tenemos 23.000 genes, pero a su vez cada ser humano tiene entre 2 y 20 millones de genes microbianos, de modo que esto puede llevarnos a cuestionarnos si realmente somos más microbios que humanos.

Colon irritable y FODMAP`s

La dieta FODMAP incluye una gran variedad de alimentos de los diferentes grupos, pero excluye aquellos alimentos vegetales ricos en hidratos de carbono corta fermentables como los oligosacáridos, los disacáridos, los monosacáridos y los polioles, que en algunas personas, pueden llegar sin digerir al intestino grueso y ser sustrato para las bacterias, originando gases, hinchazón, dolor abdominal e incluso diarrea.

Lectinas e Inflamación

Muchas personas no han encontrado una real mejoría en sus síntomas al llevar una alimentación 100 % libre de gluten. Refieren seguir con malestar intestinal, o fatiga, dolores de cabeza, dolores en las articulaciones, entre otros. El motivo principal, es que utilizan para sustituir el gluten otros cereales como maíz, arroz, mijo. Estos cereales sustitutos pueden causar sensibilidad por reacción cruzada, ya que poseen prolaminas parecidas a la gliadina del trigo, sumado a que contienen lectinas; por lo cual también inflaman el intestino evitando una verdadera recuperación de la salud.

CAFÉ, MATE Y TÉ.... ¿ENGORDAN?

Los hechos probados confirman que después del consumo de cafeína y otros estimulantes se observa:

-Elevación en el nivel noradrenalina y adrenalina en el organismo, lo cual altera el normal metabolismo. 
-Elevación de los niveles de cortisol, lo cual está relacionado con la acumulación grasa abdominal visceral. 
-Alteración del metabolismo de la glucosa e insulina a nivel hepático. 

¿NOS FALTAN MINERALES?

Las vitaminas NO pueden ser absorbidas por el cuerpo sin la ayuda de los minerales. El cuerpo puede sintetizar las vitaminas, pero no puede producir minerales. Los minerales facilitan todas las funciones enzimáticas del cuerpo humano. Cuando nos alimentamos debemos asegurarnos una adecuada absorción de nutrientes, la mala absorción de vitaminas y minerales es la principal causa de distintas enfermedades. Cada uno de nuestros sistemas vitales necesita determinados nutrientes para su correcto funcionamiento.

Un DESCANSO para nuestro Hígado

El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo humano después de la piel, y es el mayor órgano interno. Hacer algunos cambios en el estilo de vida y alimentación puede ser la clave para su buen funcionamiento. Recuerde que cuando el hígado está sobrecargado por mala alimentación, ingesta de alimentos intolerantes, conservantes, aditivos y medicamentos, todo el organismo se resiente.

Sensibilidad al Gluten

Últimamente ha surgido un problema en la práctica clínica referido al diagnóstico y el manejo de los pacientes intolerantes al gluten que tienen síntomas en ausencia de marcadores diagnósticos de EC, como la serología negativa y las biopsias duodenales normales. Estos pacientes presentan un dilema clínico para el gastroenterólgo, el médico general y los nutricionistas, lo que en el pasado le ha valido el concepto de ser “tierra de nadie” debido a la incertidumbre diagnóstica.

Candidiasis Intestinal

La Cándida Albicans es una especie de levadura. En su entorno equilibrado (ecosistema intestinal no perturbado)  es útil porque permite metabolizar los últimos desechos de la digestión principalmente a nivel del colon. Sin embargo, en caso de un desequilibrio de la flora intestinal, se sobredesarrolla observándose una disminución de las principales cepas de la flora dominante: Bifidobacterias y Lactobacilos.

Hipoglucemia Reactiva

Ahogo, palpitaciones, sensación de desmayo, mareo o inestabilidad, sofocos, sudoración, sensación de hormigueo o entumecimiento en las extremidades, temblor, nauseas, miedo intenso, sensación de irrealidad, confusión mental, nerviosismo, incoordinación...Éstos son los síntomas clásicos de un ataque de pánico. Sin embargo, también son los mismos síntomas que experimentan las personas que sufren (en la mayoría de los casos sin saberlo) de hipoglucemia reactiva.