Lectinas e Inflamación

Muchas personas no han encontrado una real mejoría en sus síntomas al llevar una alimentación 100 % libre de gluten. Refieren seguir con malestar intestinal, o fatiga, dolores de cabeza, dolores en las articulaciones, entre otros. El motivo principal, es que utilizan para sustituir el gluten otros cereales como maíz, arroz, mijo. Estos cereales sustitutos pueden causar sensibilidad por reacción cruzada, ya que poseen prolaminas parecidas a la gliadina del trigo, sumado a que contienen lectinas; por lo cual también inflaman el intestino evitando una verdadera recuperación de la salud.

Y dado que todos los cereales desde el punto de vista botánico pertenecen a la familia de las gramíneas y todos tienen prolaminas, no se les ha ocurrido preguntarse:

  • ¿Qué tan seguros son los cereales “gluten free” tradicionales?
  • ¿Será mejor una dieta cereal free?

Un estudio reconocido titulado “Cross reaction between gliadin and differente food and tisuel antigens", Food &Nutrition Science 20013, 4, 2032, demostró que la gliadina del trigo presenta “reacción cruzada” estadísticamente significativa con otros cereales. (Vojdani and I. Tarash, 2013). Reacción cruzada puede entenderse como un proceso a través del cual el sistema inmune reconoce como enemigo a una sustancia que por su similitud molecular (mecanismo de mimetismo molecular). 

Así mismo, A.M. Calderon de la Barca, F. Cabrera-Chavez (2013) presentan algunos estudios donde han reportado efectos adversos de las prolaminas del maíz (zeínas), que tienen que ver además de la reacción cruzada, con el grado de exposición a la misma. Estos estudios apoyan la posición de que no se debe aumentar el grado de consumo de todos los cereales como arroz, maíz y mijo en una dieta gluten free.

Vale también la pena señalar que un alimento no es automáticamente saludable solo porque ser gluten free. Estos alimentos usualmente contienen caseína, azúcar, aceites procesados, soja y otros cereales GMO, conservantes, edulcorantes, etc., que perjudican nuestra flora intestinal. Producen sensibilidad e inflamación, el sistema inmune los reconoce como extraños desencadenando enfermedades.

Es aquí donde está la importancia de analizar los alimentos en su contexto, más aún en un entorno de una acrecentada permeabilidad intestinal inducida por una dieta pro-inflamatoria. Es por estas razones, se recomienda remover otros cereales y otros alimentos enemigos proinflamatorios en personas sensibles, alérgicas o intolerantes al gluten, y no solamente el trigo, cebada, centeno y avena.

Last modified onLunes, 17 Septiembre 2018 14:55

Leave a comment

back to top